En 2018 se disparó el número de víctimas por la violencia

En 2018 se disparó el número de víctimas por la violencia

El informe “Retos humanitarios 2019” que entrega el Comité Internacional de la Cruz Roja CICR recoge datos sobre el recrudecimiento de la violencia en Colombia en 2018, la reorganización de grupos armados y la disputa por los territorios abandonados por las Farc-Ep hacen volver la pesadilla de la guerra al país.

El equipo de la CICR atendió durante el 2018 un incremento en las emergencias humanitarias en las zonas del oriente y sur del país donde proliferan los constantes abusos hacia la población civil por parte de todos los actores armados.

El vacío estatal en estas zonas, el reordenamiento de grupos armados se fortalecieron las dinámicas de violencia que el país estaba superando poco a poco desde la firma del acuerdo de paz con las Farc-Ep. Dos de los casos más significativos del retorno de la violencia son las víctimas por minas antipersonal y el desplazamiento.

En 2018, la Unidad de Víctimas registró un significativo aumento de desplazamientos masivos y el número de víctimas de minas antipersonal y de artefactos explosivos se triplicó. Afirma el informe de la CICR

desplazamiento

A esta tendencia, se suma una vergonzosa lista de abusos que parecen lejos de acabarse: homicidios selectivos, amenazas, desapariciones, violencia sexual, uso de menores de edad por parte de todos los actores armados, irrespeto a la Misión Médica, entre otros.

El mapa de las víctimas por minas en 2018

minas

Las cifras son preocupantes ya que los casos de personas afectadas por minas antipersonal se triplicaron en el último año y en regiones como Norte de Santander y Nariño el aumento fue del 800 y 600 por ciento respectivamente. En general son cinco los departamentos donde se ha recrudecido este flagelo que había disminuido casi por completo en el 2016 con la expectativa del acuerdo de paz. Pasamos de reportar 57 víctimas en 2017 a 221 en 2018.

Un desaparecido cada cuatro días

Otro aspecto que preocupa en el informe es la cifra de 2500 nuevos desaparecidos desde el 2016, uno cada cuatro días lo que evidencia que la desaparición forzada sigue siendo utilizada por todos los actores armados en el país.

En 2018, hicimos seguimiento a más de 2.500 casos de desaparición y obtuvimos información sobre la suerte de 216 de estas personas. Sin embargo, estos esfuerzos son apenas una gota en el océano: el Centro Nacional de Memoria Histórica estima que hay más de 80.000 personas desaparecidas en el marco del conflicto.

En Colombia existen 5 conflictos armados

En al rueda de prensa donde se presentó el informe, el jefe de la delegación del CICR en Colombia, Christoph Harnisch entregó datos adicionales sobre la emergencia humanitaria registrada en el documento. Uno de esos datos es la identificación de cinco conflictos armados que se libran en el territorio en el presente.

Primero está el que sostiene el Estado con la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) luego, el del Ejército Popular de Liberación (EPL), también conocidos como “Los Pelusos” también considerados como una banda narcotraficante, siguen las disidencias de las FARC, y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), esta última es una banda criminal heredera del paramilitarismo.

Y por último aparece el conflicto que sostienen el ELN y el EPL en las selvas del Catatumbo en la frontera con Venezuela, relacionado completamente a la lucha por el control de las rutas del narcotráfico.

Finalmente en el informe se hace un llamado al gobierno nacional para que garantice la seguridad de la población civil en estas regiones donde la violencia no ha cesado ya que el estado no ha logrado hacer parecencia real en todo el territorio nacional.

La guerra de Uribe contra Ley de Víctimas

La guerra de Uribe contra Ley de Víctimas

El grupo Los Paolos, liderado por la senadora Paola Holguín, instaló una valla contra la Jurisdicción Especial para la Paz en la vía de Amalá-Bomboló.

La polémica por la estrategia de comunicación del Centro Democrático en contra de la JEP no termina, a la valla interpuesta por la senadora Holgín le resultó competencia por parte de César Gaviria y el partido Liberal quienes ordenaron 200 vallas en respuesta a los ataques del uribismo a la Jurisdicción Especial para la Paz.

También puede leer: El “tatequieto” de Patricia Linares a Uribe

Pero más allá de los ataques y las reyertas de unos contra los otros, está la paradójica defensa del uribismo hacia las víctimas, ya que en el 2009, luego de que la Ley de Víctimas hubiese superado los cuatro debates reglamentarios y la conciliación, el entonces presidente Alvaro Uribe Vélez, solicitó que se negara el texto conciliado por razones fiscales.

La carta fue remitida al Congreso por Oscar Iván Zuluaga, ministro de Hacienda en aquel momento. El funcionario entregó un costeo basado en elementos no contenidos en la legislación bajo consideración y concluyó que el costo de este proyecto de ley era contrario al marco fiscal de mediano plazo.

Ningún borrador contempló la indemnización como daño emergente, lucro cesante y totalidad de perjuicios morales, ni la asignación de esquemas de protección sin relación con el riesgo, ni la no-gradualidad de la implementación, ni tampoco la restitución de bienes muebles.

Este es el documento con el que el uribismo le dijo No a la ley de protección de víctimas de la violencia:


Con información de: La Linea del Medio

Mark Kersten, invitado internacional en foro de la JEP y las víctimas en Ibagué

Mark Kersten, invitado internacional en foro de la JEP y las víctimas en Ibagué

Debido a su amplia experiencia, su participación en el foro ‘Las voces de las víctimas’, organizado por la JEP y la Procuraduría General de la Nación, que se se llevó a cabo el pasado 15 de marzo en el Auditorio Mayor de la Academia de la Universidad del Tolima, en Ibagué, constituye un significativo aporte al proceso de construcción de paz en el Tolima y con las víctimas.

Kersten es doctor en relaciones internacionales del London Economic School, con postoctorado en políticas de  justicia penal internacional. Hace parte del Munk School de asuntos globales de la Universidad de Toronto y es experto internacional de la Red de Justicia y Desarrollo.

Participará del panel La Centralidad de las víctimas en la búsqueda de la Justicia, junto al periodista francés Thierry Cruvellier, con Sandra Raquel Castañeda, víctima del conflicto armado y con Roberto Vidal, Magistrado de la Jurisdicción Especial para la Paz.

El evento también contó con la participación de Patricia Linares, presidenta de la JEP y Fernando Carrillo, Procurador General de la Nación.

Como parte de su experiencia, Kersten ha investigado las leyes de amnistía de España y Argentina, las actuaciones de la Corte Penal Internacional en Uganda y los procesos de justicia transicional en Libia y Gambia.

A continuación presentamos una entrevista con él a cerca de los retos que le esperan a Colombia en el camino de la justicia transicional.

3c7bea3b-32d9-4d65-963a-103475fd203f

– Como académico internacional, ¿qué expectativas tiene frente al proceso de paz en Colombia?

Es importante administrar las expectativas cuando se trata de paz y justicia. Construir paz después de años de guerra es una empresa bastante difícil, nunca es un proceso fácil. Por eso es importante no desanimarse por los inconvenientes y no ser muy entusiastas por los desarrollos alcanzados.

El proceso de paz entre el gobierno de Colombia y las Farc ya ha dado muchos dividendos. Hace apenas unos pocos años hubiera sido casi imposible imaginar la situación actual, con una guerrilla desmovilizada y una genuina transición política. Así que yo pienso que hay muchas razones para un optimismo precavido de que el actual proceso de paz continuará alcanzando logros y fomentará la paz en Colombia.

– Usted ha escrito sobre varios países que han tenido procesos de justicia transicional. ¿Cuáles son los retos más difíciles que han tenido que enfrentar al comienzo de estos procesos?

Dos retos comunes son asegurar un proceso incluyente y manejar las expectativas. Siempre habrá diferentes puntos de vista acerca de qué significa justicia y qué se requiere para alcanzarla. No hay una sola manera de abarcar completamente las necesidades y deseos de todos, pero el modelo de justicia debe ser lo más incluyente posible y debe tratar de ‘persuadir’ a aquellos que son escépticos. Más que convencerlos de que la justicia transicional es buena, hay que convencerlos de que vale la pena.

Esto también se relaciona con el segundo reto de manejar las expectativas. Porque hay diferentes necesidades y deseos y es importante no levantar falsas expectativas entre las víctimas y sobrevivientes. Se debe encontrar la manera de ser persuasivo acerca de la justicia transicional, sin  prometer cosas que no se pueden alcanzar.

– En Colombia hay escepticismo en algunos sectores frente a la justicia transicional. ¿Qué sugiere usted para superar estas situaciones?

El escepticismo es inevitable y no se puede escapar de él. Hay que considerar que la gente que queremos convencer de que la justicia transicional es buena, probablemente no tiene fe en las decisiones que se tomen sobre su futuro, porque durante años, o incluso décadas, tales decisiones condujeron a la violencia. Hay que reenfocarse en cómo involucrar a los escépticos más que desear tenerlos lejos.

Los propósitos de la justicia transicional no son fáciles y pueden causar miedo entre los que se preocupan porque ellos, o quienes aman, serán afectados adversamente (de todos los lados, víctimas, perpetradores y espectadores). Esto reta a la justicia transicional.

No tiene mucho sentido, desde mi punto de vista, ignorar esos miedos y escepticismos. Se necesita comprometerlos, acogerlos y entenderlos para mostrar, persuasivamente, que la justicia y el reconocimiento de responsabilidad vale la pena para las comunidades afectadas.

Finalmente compartimos con ustedes la transmisión del evento con la participación de Mark en el panel La Centralidad de las víctimas en la búsqueda de la Justicia, junto al periodista francés Thierry Cruvellier, con Sandra Raquel Castañeda, víctima del conflicto armado y con Roberto Vidal, Magistrado de la Jurisdicción Especial para la Paz.


Tomado de: Jep.gov.co

Derechos de las víctimas y construcción de paz, el diplomado para las víctimas en el Tolima

Derechos de las víctimas y construcción de paz, el diplomado para las víctimas en el Tolima

Diplomado: Derechos de las víctimas y construcción de paz, Cahaparral Tolima

En el marco  del Programa de Participación y Reparación Colectiva de las Víctimas –PPRC- que implementa la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento –CODHES- con el apoyo de USAID, la Oficina del Observatorio de Paz y Derechos Humanos y el IDEAD de la Universidad del Tolima, se adelanta el diplomado “Derecho de las Víctimas y Construcción de Paz”, que cuenta con la participación de organizaciones de víctimas de los municipios de Chaparral, Ataco, Planadas y Rioblanco que han participado de la primera fase del PPRC.

El diplomado busca fortalecer las capacidades organizativas en aras de incidir en la territorialización del Acuerdo Final de Paz, el ajuste e implementación de la Ley de Víctimas y políticas relacionadas.

El Diplomado se realiza en el municipio de Chaparral – Tolima, en las instalaciones del CAT del IDEAD, de la Universidad del Tolima, el cual cuenta con 10 módulos, control social, veedurías, papel de la sociedad civil en el ejercicio del seguimiento a la política pública y la temática general de los Acuerdos de Paz.

Para el desarrollo de cada sesión habrá un trabajo conjunto sobre los contenidos a implementar entre CODHES, quien se encargará de su construcción y abordaje, y la Universidad del Tolima, quien desde el IDEAD y el Observatorio de Paz y DDHH darán un apoyo pedagógico.

Fernando Culma, Gobernador de la Comunidad Indígena Cimarrona Parte Alta, de Chaparral – Tolima, manifiesta que tienen una expectativa bastante alta, ya que ellos, como comunidad Indígena deben tener conocimiento de los acuerdos que se presentaron y replicarlos dentro de su comunidad, para que ellos entiendan cuáles son sus derechos y deberes, y cómo están vinculados dentro del conflicto.

Diplomado: Derechos de las víctimas y construcción de paz

Igualmente Alexander Henao, profesional de apoyo de CODHES, en el municipio de Chaparral – Tolima, indica que se encuentran en una apuesta desde las organizaciones sociales y desde la Universidad del Tolima por realizar el Diplomado, en la que han considerado que el proceso de formación no debe quedar acotado a un taller o un solo encuentro, sino que, debe ser un proceso constante en la que se puedan brindar herramientas a líderes y lideresas que las organizaciones han delegado para este proceso de formación.

El diplomado cuenta con alrededor de 50 organizaciones, entre ellas, jóvenes, indígenas, afro, mujeres, campesinas, juntas de acción comunal y funcionarios públicos, que han encontrado en este espacio de formación una alternativa para tener herramientas en la defensa de los derechos humanos, y derechos de las víctimas en el marco de la construcción de la paz.

Ya hay acceso a los archivos secretos del DAS

La Sala de Reconocimiento de Verdad, de Responsabilidad y de Determinación de los Hechos y Conductas de la JEP trasladó a las víctimas y a las organizaciones de la sociedad civil los informes presentados en el marco de la Mesa Técnica que fue conformada para verificar las condiciones de preservación y acceso a los archivos de inteligencia, contrainteligencia y gastos reservados del extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS).

Contexto: Víctimas piden hacer públicos los archivos del DAS

Lo anterior quiere decir que las víctimas y las organizaciones de la sociedad civil podrán consultar dichos informes y tendrán 30 días para hacer observaciones sobre estos documentos, los cuales se publican en la página web de la Jurisdicción Especial para la Paz (www.jep.gov.co). La ciudadanía en general también podrá tener acceso a esta información.

Tanto víctimas como organizaciones podrán hacer los comentarios y las observaciones que estimen necesarias. Uno de los propósitos es identificar las medidas que pueden adoptarse y así preservar los archivos de inteligencia del DAS que están relacionados con el conflicto armado.

Y, además, garantizar que los protocolos de seguridad no restrinjan su acceso y consulta cuando se trate de información relacionada con la violación de los derechos humanos o delitos de lesa humanidad. Esto permitirá cumplir los objetivos del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición (Sivjrnr) del cual hace parte la JEP.

La Sala de Reconocimiento de la JEP, tras confirmar las medidas cautelares que se adoptaron en el 2018 sobre estos archivos, ordenó la conformación de una Mesa Técnica que determinara en qué condiciones están esos documentos y preservarlos.

Esa medida se adoptó a raíz de la falta de claridad sobre el tipo de gestión documental que se ha desarrollado en torno a estos archivos. La Mesa Técnica fue instalada el pasado 30 de enero de 2019.

Hasta la fecha ya se ha recibido información de las siguientes entidades que integran dicha mesa: Fiscalía General de la Nación, el Archivo General de la Nación, el Ministerio de Defensa Nacional, la Procuraduría General de la Nación, el Centro Nacional de Memoria Histórica, la Dirección Nacional de Inteligencia, la Policía Nacional – Dirección de Investigación Criminal e Interpol, Migración Colombia, la Comisión Colombiana de Juristas, otras organizaciones de la sociedad civil y la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Consulte aquí los documentos

  1. Acción CCJ
  2. Auto traslado informes archivos DAS 7 de marzo de 2019
  3. Concepto técnico organizaciones de la sociedad
  4. Informe Archivo General de la Nación
  5. Informe Centro de Memoria Histórica
  6. Informe Comisión Asesora de Depuración de Datos y Archivos de Inteligencia
  7. Informe Dirección Nacional de Inteligencia
  8. Informe Fiscalía
  9. Informe Migración Colombia noviembre 18
  10. Informe Migración Colombia
  11. Informe Ministerio de Defensa
  12. Informe Naciones Unidas
  13. Informe Policía Nacional – Interpol
  14. Informe Procuraduría General de la Nación

Publicado por Jep.gov.co