Encampañados

Encampañados

De nuevo en elecciones, la convocatoria para ver estampados en vallas, postes y camisetas caras y nombres de candidatos o en cadenas de whatsApp, en cualquier elevada de cometa, sancocho, parque, que fatigante resulta la rutina de campaña.

En la actualidad la política se maneja como una empresa de marketing y las campañas se viven como una maratón en poco tiempo se intenta; debatir, convencer, persuadir al electorado y para lograrlo algunas son; osadas, innovadoras, conservadoras, versátiles y graciosas.

Los slogans políticos logran que los ciudadanos apoyen una idea sin saber el programa del candidato en cuestión, el año anterior al termino del resultado que hoy nos tiene en este barco ebrio, surgió el mantra uribista ¡Duélale a quien le duela! Y hoy no hay duda del dolor que produce tan nefasto resultado.

Ahora las elecciones regionales convocan al ciudadano a construir país desde lo local, gobernaciones, alcaldías, consejos, asambleas departamentales son cargos de elección popular. Surge siempre la duda si es  posible el reordenamiento de los poderes locales o se mantendrá el status quo porque no hay duda del peso y poder de las dinastías familiares (por siglos existentes en nuestro país) en todos los niveles del árbol genealógico y ramas del poder público, en pocas palabras un asunto que ya hecho raíz.

Las elecciones en el Tolima no son la excepción y menos las de su capital los Slogan´s de campaña están entre: capilares, de regeneración, personalistas o familiares. La capital ibaguereña no escapa al aluvión de opciones políticas.

El candidato a la alcaldía de Ibagué Leonidas López por el partido Centro democrático tiene el siguiente slogan “Con suficientes canas para hacerlo bien” una estrategia capilar que nos rememora lo vivido el año anterior.

En la elección presidencial del 2018, vimos el inicio de un Iván Duque joven, pero con el tiempo se fue “envejeciendo” o mejor tinturando, las canas comenzaron a asomar en su cabellera una estrategia dudosa pero efectiva, y es que el candidato que no contaba con experiencia en ningún cargo de gestión pública, gano y creo que en alguna medida fue por la tintura. Una estrategia del partido con tintes extremos o los comienzan a envejecer o los presentan más viejos.

Por su parte Albero Girón de la coalición Mais – AICO tiene como Slogan #Yosoygiron, muy cierto es él y solo él. No hay ni de riesgos un ápice de ciudad o de sus ciudadanos. Por su parte Alfredo Bocanegra de Colombia renaciente y Cambio Radical, cuyo slogan es Ibagué renacerá,  aunque pocas veces hemos estado bien, no estamos tan mal. Ese slogan me recuerda la actitud fatalista de algunos sectores en la ciudad.

Y los apellidos conocidos aparecen en este caso Los Barreto una familia que se mueve por todas las ramas del poder ejecutivo y en todos los posibles niveles del parentesco.

Ahora es José Barreto (aunque descalificado por su primo el gobernador) es candidato de la coalición Partido de la U, ASI y MIRA. Pero los asuntos familiares son complejos por que el gobernador si adopta otros candidatos, pasa hasta en las mejores familias.

Sin duda estas campañas han optado por frases simples y directas que intentan motivar al votante y crear recordación, pero antes de dejar su voto en la urna es pertinente pensar en planificación, proyectos de ciudad y ciudadanía.

La gestión de las administraciones regionales y locales son parte esencial del crecimiento y planificación de las políticas públicas, es decir, en bien de lo público y común, lo cual queda en duda si se mira con detenimiento el Informe Monitor Ciudadano sobre la corrupción en el periodo 2016-2018.

En este informe el panorama resulta ser poco alentador. “Entre enero de 2016 y julio de 2018 el Monitor Ciudadano identificó 327 hechos de corrupción reportados por la prensa nacional y regional en los 32 departamentos del país.

El 69 % de los hechos son de alcance municipal, el 25 % de nivel departamental y un 6 % de hechos restantes correspondieron a hechos de alcance nacional. El proceso de sistematización refleja únicamente los datos de los registros periodísticos encontrados y posteriormente sistematizados[1]”. La corrupción el cáncer que ha hecho metástasis en carteras específicas de los entes territoriales locales.

Y parece ubicarse el mal como en el cuerpo, en órganos de esencial funcionamiento educación, salud e infraestructura según el informe “Cerca del 56 % del total de los hechos de corrupción analizados afectaron los sectores de Educación (16 %), Infraestructura y Transporte (15 %) Salud (13%) y Función Pública (12%).

Esta situación coincide con los sectores mayormente afectados en el informe sobre hechos de Corrupción en Territorios de Paz (2010-2016)” (pág. 28: 2018). Este cáncer de la corrupción sigue enquistado tanto en las prácticas políticas como en sectores sensibles de las instituciones públicas.

Por tanto es necesario que todos los candidatos compartan el slogan de NO A LA CORRUPCIÓN, quizás en eso podamos coincidir todos, ahora solo queda saber cuáles son sus planes y proyectos de ciudad, ya que un votante informado pueda ser la cura a tan nefasta enfermedad que corroe al país.

 

[1] Así se mueve la corrupción. Radiografía de los hechos de corrupción en Colombia 2016-2018. Bogotá. Link: https://transparenciacolombia.org.co/Documentos/2019/Informe-Monitor-Ciudadano-Corrupcion-18.pdf

El autobús que tenía que ir rápido

El autobús que tenía que ir rápido

Hoy, cuando el deseo de moverse con libertad ha triunfado sobre los estímulos sensoriales del espacio en el que se desplaza el cuerpo, el individuo móvil contemporáneo ha sufrido una crisis táctil: el movimiento ha contribuido a privar al cuerpo de sensibilidad. Este principio general se ha hecho realidad en las ciudades sometidas a las necesidades del tráfico y del movimiento individual rápido, ciudades llenas de espacios neutrales, ciudades que han sucumbido al valor dominante de la circulación.
Sennett, Richard (1997) Carne y piedra: el cuerpo y la ciudad en la civilización occidental

 

Son largas las horas de vida que he pasado en una buseta y sorprende su multifuncionalidad, es; microempresa, espacio para emprendedores, pulpito y escenario musical de manera provisional, pero en términos de movilidad he aprendido que el verde del semáforo es igual al rojo.

Después de una rutinaria perdida de minutos, descubrí que es una estrategia de los conductores -quedarse inmóviles frente al cambio de luces- una apuesta al azar, deseando que el resto del camino sea una marea de manos agitándose por la necesidad de llegar a algún lugar. Cada mundo sus reglas.

Hace unos meses se incrementó el valor del transporte público en 100 pesos. Un aumento justificado según los transportadores, uno desmesurado si se consideran que las monedas de 50 pesos continúan en circulación, pero el punto importante es que un incremento debe verse reflejado en un mejor servicio y menos contaminación.

Un servicio que no implique: silbar al conductor para que pare o recordarle que se debe mover al cambio de luces en el semáforo, ¡yo no me muevo sin pasajeros! respuesta que define las reglas del juego. Sin dejar de lado la salud y el bienestar de los usuarios, en hora pico no faltan; los empujones, roces, malos olores y todo tiende a complicarse con la frase ¡me colaboran corriéndose para atrás! siente uno que su humanidad está en medio de varios cuerpos compactadores.

Sobre el servicio basta con la experiencia cotidiana, acerca de la contaminación, el estudio Emisión de gases de efecto invernadero por uso de combustible fósiles en Ibagué* [1] es un importante insumo para identificar los niveles de contaminación que produce el transporte público en nuestra ciudad. En el estudio se propone estimar la emisión de gases de efecto invernadero (GEI)  de acuerdo con la venta de combustibles fósiles en Ibagué y plantear opciones de mitigación con sistemas de producción en el Tolima.

En el resultado del estudio “Se encontró un total de 42 estaciones de servicio que venden gasolina y diésel. Solo siete estaciones venden exclusivamente gnv. Las estaciones de servicio de la ciudad presentan una venta media de 3.744 y 5.064 l/día de gasolina y diésel, respectivamente, mientras que la venta de gnv asciende a 1.059 m3/día.

El mayor volumen vendido de gasolina es causado por los mayores consumos por parte de vehículos grandes, tales como camiones y busetas” (pág 108).este alto índice de consumo se expresa en el número de emisiones de gases de efecto invernadero como lo evidencia la presente tabla del estudio.

El total de emisiones año es de 368 Gg[2] CO2e/año (1 Gg = 10⁹ g), de los cuales el 60 % proviene del diésel, el 36 % de la gasolina y solo el 4 % de gnv. Las busetas y camiones hacen uso de los carburantes más contaminantes, por supuesto se deben considerar las motos y vehículos compactos, que según el estudio no generan un valor significativo de GEI. Es pertinente aclarar que las 368 Gg Co2 al año equivalen a 718 kg de Co2 por habitante al año.

Visto desde otra perspectiva, la emisión de 1kg de C02 es el resultado de recorrer 13 km en metro o 282 horas de luz. Al hacer la conversión de los 718 kg de CO2 por alguna de estas dos medidas encontraremos que se recorrerían 9334 km en metro o se consumirían 202476 horas de luz, cifras que resultan preocupantes si tenemos en cuenta lo peligroso de los altos índices de GEI  demostrado en ciudades colombianas como Medellín y Bogotá al presentar alertas por la contaminación del aire.

Ahora bien, en tiempos de cantos de buhonero y con la palabra movilidad como motivación para alentar al electorado, es pertinente pensar más allá del desplazamiento y construir una ciudad con una red de transporte segura, con un buen servicio y menos contaminante.

No consiste solamente en viabilizar el tráfico sino la salud y calidad de vida de los habitantes. Por el momento he iniciado el uso de la bicicleta dejando el yugo de la buseta, solo espero no enfermar de IRA (infección respiratorio aguda) o sufrir la ira de los conductores.

 

[1] Andrade-Castañeda HJ, Arteaga-Céspedes CC, Segura-Madrigal MA. 2017.
Emisión de gases de efecto invernadero por uso de combustibles fósiles en Ibagué, Tolima (Colombia).
Corpoica Cienc Tecnol Agropecuaria. 18(1):103-112

[2] Un gigagramo equivale a 1,000 toneladas y esta unidad es empleada para las emisiones de GEI. 1 Gg de CO2 es una unidad comúnmente empleada en los inventarios de emisiones, en donde se considera también equivalente a 1000 toneladas de CO2, es decir, 1 Gg de CO2 = 1000 T CO2 (SEMARNAT, 2009).

 

El huevo de la serpiente

Sin duda un carro bomba es un acto despreciable que demanda el rechazo de toda la sociedad y que pone en entredicho el juicio y las motivaciones (políticas – ideológicas) del Ejército de Liberación Nacional (ELN), si bien adelantaba unos diálogos al fragor de la guerra, no se puede llevar a cabo un crimen tan deplorable.

Pero la reacción del gobierno en cabeza del presidente Iván Duque, resultó ser más o igual de incendiaria que el ataque, y no es que este mal la defensa de la institucionalidad, el problema es que parece ser que hay unas víctimas y muertos más importantes que otros.

Esa vigorosa alocución presidencial se esperaba hace tiempo frente al aumento inquietante de líderes y lideresas sociales asesinados y que pareciera no despertar el interés del gobierno (se acabaron los líos de faldas que parecían justificarlos), este avance de muertes sistemáticas que ven con preocupación organizaciones civiles y de derechos humanos, debería convocar todas las instancias del Estado en la defensa y protección de quienes defienden sus derechos, pero eso aún no ha sucedido.

Por tanto el ataque perpetrado el pasado jueves y la muerte de líderes sociales, nos debe llevar a plantearnos otras posibilidades en la resolución del conflicto, no incentivar otros, más cuando venimos de la culminación de un proceso de paz (que nunca gusto al uribismo) debemos buscar espacios y condiciones de dialogo que permitan salidas a la violencia sin poner más muertes y víctimas, es alta la montaña de cuerpos sin vida que ha dejado esta fatídica guerra y que no se resuelve con el grito de lucha  ¡plomo es lo que hay!

Aunque ya se intentó la frase no era ¡plomo es lo que hay! se disfrazó bajo el nombre de Seguridad Democrática -la cual no acabó con el conflicto lo agudizó-, tanto que durante los 8 años las muertes y víctimas se incrementaron de manera descomunal (como muchas cosas en el gobierno del señor Uribe) al punto que jóvenes de escasos recursos fueron engañados con ofertas de trabajo, dejaron su casa y empacaron con ilusión la búsqueda de mejores condiciones de vida, para al poco tiempo regresar vestidos de camuflado y ser presentados como bajas en conflicto, conocidos como –FALSOS POSITIVOS- fueron las balas de las fuerzas armadas colombianas que quitaron la vida de civiles indefensos, para solo incrementar los números sin importar el dolor, y en ese momento al igual que ahora, las madres lloraron la muerte de sus hijos.

Por el largo suplico vivido es necesario entender que las víctimas de la guerra somos todos, no unos pocos, generaciones enteras han perdido hijos, padres, hermanos, otros hemos visto como el dolor ha consumado la vida de muchos conciudadanos, por esto más allá de los actos y palabras de bravuconería es atinente escapar de este círculo dantesco de muerte, no dejemos que esta serpiente haga eclosión en nombre de la paz.

Odebrecht y el genio de la botella

El escándalo por corrupción de la constructora brasileña Odebrecht  generó un movimiento telúrico en toda Latinoamérica y ha puesto en tela de juicio la confianza en sus instituciones y develado los procesos del Estado en las obras de infraestructura con una larga lista de involucrados en sobornos; expresidentes, vicepresidentes, fiscales, exsenadores, todas las ramas del poder público, un pequeño estado corrupto (será que eso son los estados latinoamericanos) pero no se debe ceder ante la confusión, el problema es bien grande para todos los países involucrados.

Desde México hasta la Patagonia los tentáculos de la constructora brasileña se extendieron a tal punto que llegaron a los bolsillos de una extensa trama de corruptos, quienes facilitaban los procesos de adjudicación de las diferentes obras. En Brasil donde inicio todo se llamó el caso Lava Jato (operación lavado a presión), y si se necesita mucha presión para hacer que la costra gruesa de la corrupción se desprende de todas las instancias del Estado, por eso uno que otro corrupto se merece su lavado en prisión.

Y es la prisión o mejor los alcances reales de la justicia lo que inquieta en esta densa trama, la renuncia del fiscal general de Perú quien defendía y cuidaba los intereses de diversos implicados pone en evidencia tal situación, la defensa de los beneficios particulares sobre el bien común. Parece ser sintomático en todos los casos, en Argentina las investigaciones alcanzan a la expresidenta y ahora senadora pero también al papá y hermano del actual presidente Mauricio Macri, en ambos casos las posibilidades de un sentencia están lejanas, en el primero por el fuero político de Cristina Fernández de Kichner y en el segundo porque difícilmente se llevará a juicio a los familiares cercanos del presidente.

Colombia no es la excepción en la investigación se relacionan expresidentes, senadores, empresarios, fiscales, una extensa lista de implicados pero pocos los imputados (será que falta vernos emputados) extendiendo un manto de injusticia sobre uno de los casos más grandes de corrupción en el país, tanto que el hombre más rico en Colombia Luis Carlos Sarmiento Angulo y su firma de construcción Corficolombia se encuentra mencionada en la trama de sobornos e ilegalidades de la firma brasileña, bueno así lo hizo entrever el testigo estrella del caso antes de la aparición del genio de la botella.

Por su parte, el fiscal Néstor Humberto Martínez encargado de investigar todo el proceso de sobornos, se encuentra más que impedido para adelantar la investigación (que parece ser más una simulación) ya que entre sus clientes de litigio antes de ocupar el alto cargo de la fiscalía se encontraba el dueño de la banca en Colombia, este conflicto de intereses aunado a la falta de credibilidad y legitimidad de la fiscalía hacen pensar que las posibilidades de llevar a la justicia a los responsables es más que remota.

Por esto las protestas del viernes que tenían como consigna ¡Fuera fiscal de bolsillo! o de muchos bolsillos, porque no olvidemos que son muchos los mencionados pero pocos los sentenciados y siendo así NHM sería más un fiscal de bolsillo de payaso en un caso de corrupción que no parece tener fondo ni limite en el número de sobornados, será esperar que toda la investigación no termine en una payasada y no vuelva a aparecer el genio de la botella.

De reyes magos e historias

Siempre se ha dicho que tras la larga travesía los reyes solo traían tres presentes, creo que esa parte que se omite y pareciera no ser importante más allá de la llegada, son las historias de dicho viaje, los lugares que conocieron y recorrieron, los atardeceres que vieron, los peligros que enfrentaron, infortunios y aciertos que solucionaron, es preciso considerar que las primeras historias del mundo al que llegaba las escuchó el recién nacido de estos tres suntuosos reyes, de ahí que su recurso de contar  historias en parábolas fueran un éxito para la época.

Y que es una historia, sino un largo relato en el cual se narran los aciertos y desaciertos de algunos personajes; lo divino y lo humano, lo monstruoso y hermoso, las guerras e interminables batallas, los vencidos y vencedores, el amor y desamor. Para un tiempo como el nuestro que tres hombres viajen en camello para hacer una entrega resulta ser toda una proeza (bien se podría solucionar con Amazon) pero la tradición debe mantenerse. La historia del viejo mundo no era tan distante de la nuestra, con el hijo de Dios refugiado y  con los ecos de una masacre, eran los hechos que marcaban el inicio de una nueva era, aunque nuestra historia presente no dista tanto de lo ocurrido en aquellos tiempos, veamos nuestro panorama.

Se conmemoraron en el 2018, 50 años de la lucha y surgimiento de los movimientos sociales y estudiantiles, teniendo como trastienda la guerra fría ´protagonizada por las dos potencias del momento Estados Unidos y Rusia. Hoy 2019, nos encontramos con el inicio de una guerra comercial entre las potencias del siglo XXI Estados Unidos y China, una disputa que tiene consecuencias a escala planetaria y si se desea fuera de nuestras fronteras terrestres, el alunizaje de Yutu 2 en el lado oscuro de la luna (lo cual trae ecos de un maravilloso disco), preparan la cuenta regresiva de una carrera espacial, aunque apenas inicia se esperan grandes avances y preocupaciones.

Y del refugiado hijo de Dios a nuestros días el drama sigue siendo el mismo -poder sobrevivir-, la caravana de migrantes centroamericanos tras un largo viaje espera a las afueras del paso fronterizo entre Estados Unidos y México, escapan de su infierno para lograr algo del roto sueño americano, pero no solo es sintomático de las poblaciones latinoamericanas, a las costas europeas llegan los sobrevivientes africanos, sirios, senegaleses, que emprenden su recorrido por mar; algunos llegan a tierra para enfrentar una nueva batalla, unos esperan en barcos por días y otros finalmente encuentran su descanso en la profundidad del Océano.

Pero a los dos lados del Atlántico la campaña contra la inmigración es el caballo de batalla de los gobiernos de turno, agitando sentimientos nacionalistas que en muchos casos rozan con el fascismo, un discurso que ha conducido al fortalecimiento de la derecha y de los valores ultraconservadores (sino que los niños se vistan de azul y las niñas de rosa como lo manda la ministra de familia brasileña Damares Alves).

Si el mundo parece estar sumido en una crisis, la historia de Colombia es un capitulo extenso de penurias, este año se celebran 200 años de la independencia de Colombia, pero parece ser que deseamos conmemorar con anticipación la Patria Boba (un verdadero desacierto histórico el apoyo de los fundadores norteamericanos a la independencia), pero el desatino del Presidente pone de patente el afán de este gobierno de cambiar la historia a como dé lugar, por eso la transformación de una institución como el Centro Nacional de Memoria Histórica (la salida del historiador Gonzalo Sánchez y el inusitado interés de nombrar una persona opuesta  a las victimas) nombramiento que no se logró por la oposición de organizaciones sociales y defensores de derechos humanos, -será el afán de la corrección de los victimarios en la historia- o una historia con selección de victimas como parece es de mayor interés para el Uribismo.

Un lánguido panorama es nuestro presente, pero aunque no conocimos las historias contadas por los tres suntuosos reyes magos, los esperaremos al cabo de un año, en este viaje circular y eterno, con los mismos tres cofres y los recibiremos con las nuevas historias de nuestro tiempo, después de un recorrido tan largo en camello es lo mínimo.