El Centro Cibernético de la Policía Nacional pidió la eliminación de una infografía sobre cómo protegerse del Esmad. Frente a la intención de sencura, la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) rechazó la petición de la policía.

El Manual de Auto protección contra el Esmad es una publicación que, como su nombre lo indica, busca garantizar el derecho a la movilización y la marcha social en paz y segura, una serie de consejos para marchar a salvo, aún de la fuerza pública cuando esta actúa en contra de este derecho.

La publicación del manual no es nueva, sin embargo, retomó vigencia a propósito del paro nacional previsto para este jueves 21 de noviembre.

Las polémicas al rededor del paro 21N

En los ultimos días, el Centro Cibernético de la Policía Nacional solicitó a la UniAndes estudiar la posibilidad de eliminar dicho manual argumentando que el contenido incita a la violencia en la protesta social a demás de tener cifras no oficiales sobre los delitos y abusos cometidos por el Esmad contra manifestantes.

“La FLIP se permite recordar a la Policía Nacional que, según la jurisprudencia constitucional, en caso de que existan reparos por supuesta información errónea o inexacta es procedente una solicitud de rectificación, no de eliminación”

 

 

Frente a estos argumentos, la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) rechazó la socitud de la policía y explicó por qué esta publicación debe permanecer al aire no representa una incitación a la violencia, por el contrario violenta la libertad de expresión y la libertad de academia.

“Contrario a lo dicho por la Policía, el contenido publicado no constituye una incitación a la violencia de acuerdo con los estándares interamericanos. Por el contrario, al dar indicaciones para garantizar el ejercicio de los derechos fundamentales y tratar asuntos de interés público, la publicación constituye un discurso especialmente protegido de acuerdo con la jurisprudencia constitucional e interamericana. Sobre todo teniendo en cuenta la vigencia del contenido del mismo a solo dos días del paro nacional programado el 21 de noviembre”

Y añadió: “Dicha solicitud busca que se oculte información de interés público y que cuenta con especial protección constitucional” añadió la FLIP.

Sobre el segundo argumento de la misiva que pide la eliminación del manual, sobre las cifras no oficiales y que calumnian el nombre de la policía, el portal 070 aclaró que estas  hacen parte de un informe de la Ong Temblores sobre los 20 años del ESMAD.

Fake News, intimidaciones y ataques contra la movilización social 

Por un lado está la estigmatización de la protesta social y las fake News que algunos políticos pertenecientes al partido del gobierno han lanzado contra la manifestación del 21N. Publicaciones como las del presidente de Fedegán quien confundió un performance con ritual satánico en favor del paro.

Pro otro lado, está la militarización de algunos sectores de Bogotá, los allanamientos intimidatorios a medios de comunicación independientes, colectivos culturales y organizadores de la marcha. 

Este contexto previo a la movilización plantea quizás que el paro del próximo 21N, quizás, sea el más temido por un gobierno en Colombia, tanto que ha usado de toda clase de estrategias para estigmatizarlo e intimidar a los ciudadanos que se quieran unir.