WhatsApp Image 2019-05-24 at 9.50.37 AM

El convenio, que tiene una vigencia de 5 años, permite que los excombatientes de las Farc-Ep se vinculen a uno de los cinco componentes educativos: Formación para el trabajo, Empleabilidad, Fortalecimiento de unidades productivas, Certificación por evaluación de competencias laborales y fortalecimiento institucional.

En lo corrido del 2018, el convenio habilitó 11.595 cupos a programas de formación para la atención de 4.692 excombatientes en 1.822 cursos.

El primer componente, Formación para el trabajo, tiene 35 líneas de conocimiento auxiliar, técnico y tecnológico en las que se resalta la pecuaria, comercio y ventas y agrícola. Allí, el Gobierno Nacional espera vincular, en el primer semestre de 2019, a más de 4.135 excombatientes de las Farc-Ep en producción de especies menores y ganadera; agricultura y construcción, ente otros cursos.

Para el componente de Empleabilidad, serán 1.854 excombatientes que recibirán formación ocupacional, talleres de intermediación laboral y orientación ocupacional, y postularse a una oferta laboral en la Agencia Pública de Empleo.

Así mismo, para el fortalecimiento de unidades productivas, cerca de 2 mil excombatientes de las Farc-Ep que lideran un proyecto productivo en su proceso de reincorporación, recibirán una asistencia técnica y asesorías financieras, de mercado, contable y de pensamiento estratégico.

“A través del fortalecimiento de sus habilidades y competencias y el acompañamiento y articulación institucional, estamos aportando a la estabilización en los territorios más afectados por el conflicto armado y contribuyendo a la reconstrucción del tejido social, la convivencia y la reconciliación, entre otras”, indicó Andrés Stapper, Director General de la ARN.

Finalmente, 128 excombatientes certificarán sus saberes previos relacionados a la instalación de redes, construcción, manejo de maquinaria agrícola, procesamiento de alimentos y conducción de vehículos livianos, entre otros conocimientos.

En lo corrido del 2018, el convenio habilitó 11.595 cupos a programas de formación para la atención de 4.692 excombatientes en 1.822 cursos. Asimismo, 1.689 de los excombatientes hicieron parte del programa de generación de empleo, y se certificaron a 337 personas en proceso de reincorporación en saberes previos.

“Tenemos 16 años de lecciones aprendidas en el retorno de la población desmovilizada a la legalidad. Hoy seguimos avanzando y fortaleciendo a través de procesos formativos las capacidades, habilidades y competencias de las personas en reincorporación para su inserción a la vida civil y sostenibilidad de sus proyectos o iniciativas productivas”, puntualizó Stapper.