Según los demandantes, al menos cuatro de los artículos de la Ley 1922 de 2018 son contrarios a la Constitución. Sobre el asunto, la Corte Constitucional resolvió las dudas que motivaron a las objeciones del presidente Duque sobre la extradición y aclaró que el nuevo tribunal tiene plena competencia para juzgar casos de fuerza pública.

En el fallo de la Corte, esta declaró inconstitucionales algunas normas y aclaró el significado de otras reglas de la ley de procedimiento de la JEP.

Esto fue lo que dijo la Corte sobre los puntos demandados, las aclaraciones de inconstitucionalidad y de competencia de la JEP:

Casos de extradición debencontar con pruebas

La discusión sobre el trámite de extradición de excombatientes quedó cerrada, pues se aclaró que la JEP sí tiene la facultad de practicar pruebas para definir si el excombatiente está cubierto con la garantía de no extradición. De tal manera que la Corte Constitucional confirmó que la JEP puede practicar pruebas con el propósito de evaluar si la conducta se cometió antes o después de la firma del Acuerdo Final de Paz, el 1 de diciembre de 2016.

Así mismo, se reafirmó que la decisión final de extraditar a excombatientes debe tener en cuenta los derechos de las víctimas y la sostenibilidad del proceso de paz. Para este caso, cuando la Corte emita su concepto sobre la extradición, debe incluir como criterio adicional, el aporte de los excombatientes a la verdad, justicia, reparación y no repetición ante el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición.

Con estas precisiones quedan resueltas las objeciones del presidente Iván Duque a las normas del proyecto de ley estatutaria de la JEP relacionadas con la extradición.

Tratamiento especial para miembros de la fuerza pública

Esta fue la norma fue agregada a ultimo momento en el congreso y no se discutió desde el inicio del trámite legislativo. Por otro lado, lo que busca esta reforma de ultimo minuto es suspender indefinidamente la competencia de la JEP para juzgar a los miembros de la fuerza pública, pero les mantiene los beneficios penales de la jurisdicción establecidos en el Acuerdo Final.

Asimismo, esas normas impiden que se investiguen a profundidad algunas de sus conductas, particularmente, que se conozcan las estructuras, los planes y los móviles de los crímenes cometidos. Esto vulnera los derechos de las víctimas y de la sociedad a conocer la verdad de los crímenes y el deber del Estado de luchar contra la impunidad, lo que impediría tomar las medidas necesarias para evitar que tales conductas no vuelvan a ocurrir (garantía de no repetición).

Sobre el asunto, La Corte determinó que la JEP tiene plena competencia para investigar y sancionar los crímenes cometidos por policías y militares, y eliminó las normas que habían sido incluidas a última hora en el proyecto de ley del Congreso que desajustaban la balanza en el juzgamiento de policías y militares ante la JEP.

Según la Constitución, el Congreso debe seguir un debate consecutivo para la creación de las leyes para garantizar la deliberación. NO puede agregar a última hora temas que nunca fueron discutidos previamente. Como sucedió.

En este caso, la ley de procedimiento debía ser aprobada en 4 debates en el Congreso, los cuales debían ser coherentes entre sí. Es decir, lo que se discutió en el último debate debió ser consecuente con lo que fue deliberado en los tres anteriores, como eso no ocurrió con estas normas, son contrarias a la Constitución.

Derecho al buen nombre no puede estar por encima de los derechos de las víctimas

Según la ley demandada (art. 1, literal g), el derecho fundamental al buen nombre debe prevalecer en todos los casos conocidos por la JEP. Esto es inconstitucional, pues no puede ser siempre más importante el derecho al buen nombre que los derechos a la verdad y a la justicia de las víctimas del conflicto.

Sobre este último la corte no estudió los argumentos que presentaron los demandantes frente al punto del buen nombre.

Este es el hilo sobre el fallo de la Corte Suprema de Justicia publicado por De Justicia


 

Con información de: De Justicia