Por: Dejusticia 

El Grupo de Trabajo GPaz[1], conformado por activistas feministas, LBT, académicas, víctimas y defensoras de derechos humanos, hemos insistido en que en el documento final del Acuerdo de Paz (AP) quedó claramente contemplada la necesidad de “garantizar medidas afirmativas para promover la igualdad, la participación activa de las mujeres y sus organizaciones en la construcción de la paz y el reconocimiento de la victimización de las mujeres por causa del conflicto”.

En esa medida, GPaz se dirige al Gobierno de Iván Duque, al Congreso de la República y a la Alta Instancia de Género, contemplada en el AP e instalada hace apenas unas semanas, para que tome en cuenta la comprensión de las variables de diversidad sexual y género, como dimensiones necesarias para avanzar de manera decidida en materia de igualdad en el proceso de consolidación de la paz.

Con ese propósito, en el informe “La paz avanza con las mujeres” analizamos 109 medidas[2] de género que se encuentran en diferentes apartados del texto del AP, y cuya implementación es un desafío para el Gobierno de Iván Duque. Lo anterior siempre enmarcado en el desarrollo normativo y el operativo.

En el informe, mostramos los avances satisfactorios que hubo sobre la implementación de algunas de estas medidas durante la gestión del expresidente Juan Manuel Santos, también las que han sido implementadas de manera insuficiente y las que no han tenido ningún avance y requieren que sean vigiladas de cerca por el actual gobierno para garantizar su adecuada implementación.

A continuación presentamos un cuadro en el que mostramos el estado de dichas medidas (donde verde significa avances satisfactorios; amarillo, avances insuficientes, y rojo, ningún avance), y las ubicamos dentro de categorías: 26 medidas que establecen la incorporación del enfoque de género, 33 medidas afirmativas para las mujeres, 15 medidas sobre violencia basada en género, 31 medidas para la participación de las mujeres y cuatro más sobre instancias con mandato de género.

Imagen de: DeJusticia.org

De este balance se destaca que los puntos en los que se ha alcanzado mayor progreso, tanto en materia normativa como operativa, son aquellos en los que el movimiento de mujeres ha tenido mayor tradición de trabajo e incidencia. De esta manera, GPaz confirma para Colombia la tesis mundial ampliamente comprobada acerca de que la inclusión de las mujeres garantiza una mayor sostenibilidad a los Acuerdos de Paz.

De igual forma, las medidas correspondientes a la categoría de participación de las mujeres son las que, hasta la terminación de la era Santos, se encontraban más atrasadas desde lo normativo, por lo que desde GPaz consideramos deberían ser las que mayor atención en el Gobierno de Duque.

Por último, teniendo en cuenta el balance de nuestro grupo, hacemos las siguientes recomendaciones (desarrolladas más ampliamente en el informe), que bien pueden seguir el Gobierno, el Congreso y la Alta Instancia de Género:

• Dar cumplimiento a todos los avances en materia de género consignados en el Plan Marco de Implementación del Acuerdo final (PMI), que es el principal referente de los compromisos y enfoques acordados en el AP.

• Igualdad y enfoque de género en todas las etapas de los planes y programas de la Reforma Rural Integral (RRI), para que se reconozcan y contemplen las necesidades particulares y efectos desproporcionados del conflicto armado en las mujeres y niñas rurales, teniendo en cuenta las especificidades de las mujeres LBT.

• El fortalecimiento de la planeación democrática y participativa que asegure el incremento de la participación de las mujeres en los Consejos de Planeación, el fortalecimiento del Sistema Nacional de Cuidados y la construcción de presupuestos sensibles al género y a los derechos de las mujeres.

•La paridad en la conformación de todas las instancias de construcción de la paz.

• Garantizar el presupuesto adecuado para la implementación de la estrategia de género establecida para las mujeres excombatientes que se reintegren, así como para el fortalecimiento de la instancia de género en el Consejo de Reincorporación.

• Formulación y puesta en marcha del plan de acción cuatrienal para la vigencia 2019- 2022 del Programa Integral de Garantías para Mujeres Lideresas y Defensoras de Derechos Humanos.

• Garantías de seguridad frente a los factores de riesgo extraordinario de las violencias contra las mujeres en el marco de la erradicación del cultivo, producción, comercialización y consumo de drogas ilícitas, teniendo en cuenta las especificidades de las mujeres LBT.

• La creación inmediata del Equipo de Investigación Especial para Casos de Violencia Sexual de la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP, en los términos aprobados en el AP, el Acto Legislativo 01 de 2017 y la LEJEP a través de un procedimiento reglado y público, como lo establece su mandato.

• Adoptar mecanismos de paridad y/o cuotas de parte de las instancias nominadoras a cargos a proveer en la institucionalidad relacionada con la paz.

 

Si quiere ampliar la información o realizar entrevistas a las voceras de las organizaciones que conforman GPaz, puede comunicarse con nosotras: Mariana Escobar Roldán, Periodista de DejusticiaTeléfono: 301 400 0362


[1] Grupo de trabajo de activistas feministas, LBT, académicas, víctimas y defensoras de derechos humanos, conformado por las siguientes

[2] GPaz ha señalado que las medidas de género son 122, pero para efecto del informe se trabajó sobre 109 porque las restantes, correspondientes a cese al fuego y dejación de las armas, ya se han cumplido en su totalidad.