Contexto: lo bueno, lo malo y lo feo – la lucha por la UT

El escrito “lo bueno, lo malo y lo feo – la lucha por la UT”, tocó fibras de algunos, unos que por amor a su alma mater reconocen la necesidad de no permitir que aquellos que durante décadas han recibido favores a cambio de su silencio, que no encuentro otra forma de llamar que un vulgar chantaje, repitan la historia de la que son coescritores y lleven a la Universidad a un estado más grave que el vivido por todos en los años 2015 y 2016, y sería más grave porque después de empezar a levantarse desde finales de 2016, 2017 y lo corrido de 2018 de una crisis tan fuerte como esa, una recaída por los mismos responsables de la anterior situación, que ahora organizan y gestionan (ya no cerca a la administración por no recibir favores de esta) toda la estrategia de desinformación y desestabilización, sería mucho peor, es como un paciente que se recupera de un estado de coma y una bacteria resistente lo consume nuevamente en un estado crítico.

Contexto: Nuevo ciclo de desgobierno y crisis financiera en la U.T, ¿Hasta cuándo?

A otros también les generó eco el mensaje, lo que era de esperarse, aquellos que se identificaron con mis palabras de ser los responsables, quienes de forma ladina y escondida utilizan a otros para atacar, ya no sólo a las directivas de la institución, sino a todos los que somos directos en nuestros argumentos, y es que no sólo lo he planteado de manera escrita, he hecho públicamente mis intervenciones en diferentes escenarios como asambleas, reuniones y en cualquier espacio que encuentre en el que advierta que a base de mentiras, artimañas y estrategias oscuras pretendan contar la historia a su conveniencia, atacando a quienes asumieron una tarea épica al comprometerse a trabajar por su Universidad, pues no puede olvidarse que en la dirección existen profesores de planta comprometidos en su recuperación, empezando por el Rector (Dr. Omar Mejía Patiño), que decididamente en su condición de formadores se pusieron al frente de la principal Institución de Educación Superior de Nuestro Departamento, también existen funcionarios que han trabajado en ella y por ella durante años, algunos se han formado en esta hermosa institución y también hay quienes aunque no son de la casa, la han sentido suya y han estado dispuestos a trabajar imparablemente por ella, y es que los resultados obtenidos hablan por sí solos, otra cosa es que no quieran reconocerlo, por intereses personales, individuales que no construyen nada.

Contexto: Demandar la U.T, el ‘deporte’ de la oposición

Tan es así, que algunos integrantes de la comunidad universitaria a los que he refutado con argumentos de manera pública sus comentarios de agresión y desinformación, ante mis manifestaciones escritas, reaccionan expresando que se trata de un “paskin”, cuando por su formación deberían diferenciar entre un documento de reflexión y esos escritos anónimos, insultantes y ultrajantes de los que jamás seré promotor ni defensor, pues sólo es de cobardes no dar la cara, sin embargo con el ánimo de descalificar mis ideas lo tildan de ese modo, adicionando comentarios enjuiciando mi ética y la de mi familia, quiero aclarar que mi interés en la Universidad del Tolima jamás en todos mis años en ella, ha sido distinto a su progreso y proyección, quienes me conocen saben que no falto a la verdad en lo que expreso, y que también es cierto que mi defensa por la institución es por ella
en su unidad, sin negar en ningún momento mi especial preocupación por el “Centro Cultural”, no sólo por ser el promotor de su creación, sino porque sólo los ignorantes desconocen que el ser humano necesita humanizarse y eso se logra a través de la cultura, la sensibilidad lograda a través de la estética y de la posibilidad de crear imaginarios transformadores de la misma persona y del contexto social, en donde encuentran valor las acciones del Centro Cultural de la Universidad. Por ello, ahora lo que llama la atención, es a qué intereses responden estas arremetidas.

Contexto: UT: entre la incertidumbre, las piedras y los intereses personales

Creen que por ataques que responden al miedo de sentirse expuestos con mis afirmaciones, voy a callar, no me sorprende que a quien se atreve a llamar las cosas por su nombre como lo he hecho, se ataque para silenciar su reclamo, sabía que empezarían ataques contra este integrante de la comunidad universitaria, por la que he trabajado por 62 años y por la que profeso amor incondicional, arremetidas personales, familiares y de toda clase, a la que están acostumbrados los que se ufanan hablando de moral y ética, cuando quienes llevamos tiempo en la Universidad conocemos su proceder, y esto lo hacen para silenciar y amedrentar, pero mi cabello blanco no ha sido en vano, se ha gestado a base de trabajo, de sufrimientos, muchos por mi Universidad, la que defenderé hasta que la vida me de fuerza. Además, no soy el único que los devela en su proceder, que puede contar la real historia y además dar fe que sí se está escribiendo una Nueva Historia, así esta frase les genere escozor.

Contexto: “Volvería a huelga si fuera necesario”: Carlos Gamboa

Lo que si me sorprende y me duele es la indiferencia de muchos, dónde están los que vieron la triste historia de cómo la Universidad se fue consumiendo en los intereses de unos pocos, que vivieron las consecuencias de gestiones nefastas, ¿Dónde están?; ¿Seguirán siendo sólo espectadores de lo que sucede?; ¿Permitirán que quienes quieren seguir contando la historia a su acomodo, lo hagan?; ¿Serán flexibles ante quienes quieren aprovecharse de los que no vivieron la crisis en su máxima expresión?; ¿Quieren repetir la historia?. ¿Por qué no aceptamos la invitación, y entre todos construimos una Nueva Historia?

Por: Manuel León Cuartas