Una de los grandes interrogantes de la primera vuelta presidencial del 27 de Mayo era si las encuestas iban a acertar el resultado y si podían medirle realmente la temperatura al voto amarrado o de maquinaria. Era claro que todas las firmas y las empresas de comunicaciones que pagaban se estaban jugando su credibilidad y sus métodos estadísticos en su realización. El mensaje fue contundente, acertaron y hay que creer en las encuestas.

El pasado viernes fue el último día de publicación de encuestas de cara a la segunda vuelta presidencial, por el veto inaudito que les impone el Consejo Nacional Electoral para la última semana. Todas las encuestas para las presidenciales colombianas dan a Duque ganador sobre Petro, pero no hay acuerdo en por cuánto puede vencer: desde los 6 hasta los 20 puntos.

 

Elaboración propia a partir de los datos de CNC, Yanhaas, Mosqueteros, Invamer, Datexto y Cifras & Conceptos

 

A nueve días de la elección definitiva, algunas encuestas (Datexco, C&C) dan una carrera cerrada: 8 puntos de diferencia. Otras la dan por hecha, con Duque 20 puntos por delante. Vamos a creer en las encuestas y el próximo domingo 17 de junio llegará a la presidencia Iván Duque y bajo este escenario nos anticipamos a los ganadores y perdedores en el Tolima.

Ganadores indiscutibles

Los líderes y simpatizantes del Centro Democrático en Ibagué y el Tolima, en cabeza de la Senadora Paloma Valencia y el Representante electo Ricardo Ferro. Esto confirma que el Ex presidente Álvaro Uribe Vélez ejerce una gran influencia política en la región y se convierte en un jugador importante en las elecciones del 2019.

Ganador parcial

El reelecto Representante del partido conservador José Elver Hernandez. Llegó desde la consulta a las toldas de la fórmula vicepresidencial de Iván Duque, Marta Lucía Ramírez, y mostró mucho de su activismo político en la primera vuelta, hasta el punto de que una de sus alcaldías aliadas, la de Murillo, que no acató su orden y se fue por los lados de Vargas Lleras, ya no hace parte de esta organización.

Contexto: Uribe ratificó apoyo de herederos de la parapolítica en Tolima a Duque

Ganador colateral

Poco se ha hablado entre los ganadores de un jugador de peso para las elecciones locales del 2019, Mauricio Pinto. Tras su marcada distancia del ‘barretismo’ que se fue a fondo con Vargas Lleras, Pinto jugó con Iván Duque y Marta Lucía Ramírez y se montó en el que podría ser el caballo ganador.

Con este acercamiento al Centro Democrático, tanto sus líderes y bases podrían concretar una aspiración viable a la gobernación del Tolima.

Tres grandes perdedores.

El ‘barretismo’ en cabeza del propio Oscar Barreto y sus fichas Adriana Magaly Matiz y Miguel Barreto, que aunque con curul y direccionadas de manera oportunista a la campaña uribista, no cuadran en el diseño para el 2019.

El declarado “antiribismo” de Barreto – quien antes se había declarado el “gobernador más uribista de Colombia” – en medios locales de la ciudad, complican cualquier posibilidad de coalición con miras al 2019, y se la pone dura a sus candidatos Andrés Hurtado y Ricardo Orozco.

El otro perdedor es el Guillermo Alfonso Jaramillo, un “petrista” según palabras del propio alcalde.

Arreciará la oposición del Representante Ricardo Ferro y sus aliados en la ciudad, que van a plantear una pelea con el candidato del alcalde y el de Barreto en el 2019. Y dado que el flujo de recursos para ejecutar el último año dependerá en buena parte de la nación, las dos casas políticas tradicionales del Tolima no podrán mostrar los resultados que esperan.

Las maquinarias también perdieron.

Las maquinarias operan eficientemente en las parlamentarias porque sus jefes se están jugando su propio pellejo, pero en las presidenciales pesan cada vez menos y hay más voto de opinión. Lo demuestra el desastre de Vargas, que contaba con la estructura de Cambio Radical, el grueso del partido de la U y el sector del conservador ‘barretista’.