Contexto: Guía para que no se pierda cuando le hablen de la JEP

Tras reconocer que la justicia transicional pactada en el Acuerdo Final entre el Estado colombiano y las FARC es inédita y compleja, la magistrada Linares recordó que el compromiso de la JEP “es con las víctimas que ya suman más de diez millones, producto del conflicto interno que queremos superar”.

De igual manera, subrayó que las víctimas son “el centro y el epicentro” de la Jurisdicción Especial para la Paz.

La presidenta de la JEP reconoció que hay debates sobre decisiones de la JEP y dijo que “estamos dispuestos a responder por dudas y cuestionamientos inherentes a un nuevo proceso que es inédito para los colombianos, por ello estamos comprometidos a realizar y promover una pedagogía intensa por todo el país”.

Contexto: Estas son las reglas de juego dentro de la JEP

Sin embargo, enfatizó en el foro que la JEP está trabajando con apego a la normativa que la rige, es decir la Constitución y la Ley.

 

“El nuevo modelo que se impone es el de interpretar una nueva hermenéutica, es generar una nueva jurisprudencia que emana de la consecución de la verdad, de aplicar una justicia restaurativa, sin perder de vista la importancia de contribuir a que los responsables sean sancionados por los crímenes de guerra y de lesa humanidad”, explicó.

 

La magistrada Linares explicó que la justicia restaurativa no solo tiene en cuenta las sanciones, sino también “contribuir a la máxima verdad posible” y señaló que establecer la verdad plena es “permitir el esclarecimiento de quiénes fueron los auspiciadores y responsables de la guerra que afecto la sociedad colombiana”.

Asimismo, resaltó que las funciones judiciales que ejerce la JEP las avoca de manera autónoma y preferente, como son las graves infracciones al Derecho Internacional Humanitario o graves violaciones a los Derechos Humanos cometidos en el conflicto armado.

Contexto: Los costos de acabar con la JEP